24.09.06

Crónica concierto Galapagar, Madrid (23/09/06)

Permalink 16:48:38, Categorías: Noticias, Crónicas Gira UltraRumba 2006  

El concierto de Estopa puso el broche final a las fiestas de Galapagar

Foto Concierto Galapagar

El Campo de Fútbol de Galapagar acogió de nuevo el sábado el concierto de Estopa, suspendido el pasado 12 de septiembre como consecuencia de la lluvia. Esta vez las condiciones meteorológicas fueron favorables para los hermanos Muñoz y los miles de seguidores que se dieron cita, unos 5.000 aproximadamente, que pudieron disfrutar finalmente con las canciones de su último trabajo “Ultrarumba” y recordar otros temas tan populares como “La raja de tu falda” o “Como Camarón”.

El concierto de Estopa ponía de este modo el broche final a las fiestas patronales de Galapagar.

Fuente: www.eltelegrafo.org

16.09.06

Crónica concierto San Sebastián, Guipúzcoa (15/09/06)

Permalink 12:32:47, Categorías: Noticias, Crónicas Gira UltraRumba 2006  

Rumba paya y obrera

Foto Concierto San Sebastián

¿En qué se nota que un intérprete es un nota e incluso un pijo? Pues en que se quita la camiseta en público. Así definió al menos la cuestión David Muñoz, cantante principal de Estopa, el dúo de hermanos que en la desangelada noche del viernes volvió a montar una auténtica timba musical, esta vez en la plaza de toros, aunque con menos tirón de público que en su debut del velódromo (noviembre 2000), cuando agotaron el taquillaje reuniendo a unos 9.000 entusiastas.

De lo que no caben dudas es del carácter popular y hasta populista, suburbano e incluso macarra (ellos lo llaman «frívolo») de este par de cachondos vitales, con raíces extremeñas, hábitat en Cornellá, hogar particular en el bar familiar La Española y orgullo alcohólicamente proletario.

El incansablemente simpaticón David no sólo mandó a tomar por la popa (el fue menos fino, claro) a los pijos sino también a las empresas de trabajo temporal. Dio su habitual consigna de «viva la clase obrera en general», tras presentar a su equipo de colaboradores o soltó un redondo «y que gora Euskadi, mecagüen la puta de bastos».

Lo que en otro grupo pudiera ser pose y demagogia es en el caso de estos rumberos payos una actitud que parece natural. Si su biografía y background dan ya suficientes pistas al respecto, lo rubrican de sobra mensajes obreristas, gamberros, porreros y alcohólicos como los de Pastillas de freno, Gulere Gulere o Paseo. David pidió hasta la saciedad que la masa le acompañara en el gesto cornúpeta con los dedos índice y meñique y soltó en plena juerga un caliente saludo a los «cerveceros/as y borrachos/as donostiarras».

Presentaban su cuarto disco de estudio Ultrarumba, en el que, además de sus habituales historias románticas, cuelan un buen plantel de influencias alcohólicas. Son en suma unos músicos directa y amicalmente callejeros y colegas y así lo entendió una masa que fue también bastante menor en edad que cuando su debut de Anoeta. Pareció faltar el sector más maduro y se vio bastante crío.

Montaje muy profesional

Estuvo hábil la organización adelantando el inmenso tinglado escénico hasta el centro del redondel para conseguir un ambiente abigarrado. Si en su día bordearon la estafa, en el velódromo, por lo cutre del montaje, ahora van de muy profesionales, con un grupo instrumental impecable (repiten dos guitarras y batería) y una aparatosa escenificación con tres pantallas. Aunque el sonido fue de entrada muy sucio y mejoró a digno en un recinto que no da precisamente facilidades.

Hubo mucho material reciente (Malabares, Lunes -la más rockera, «¿hay jevis en Donostia?», inquirió David Muñoz-), Monstruos, Gulere Gulere, A mi me gusta -de sabor reggae-, Paseo...) y anteriores títulos enganchones como Tu calorra, Fin de semana, el particular capítulo personal de Muñoz junior (tras un fraternal abrazo) en Ya no me acuerdo, un potpurrí con las obligadas El del medio de los Chichos o Por la raja de tu falda o un prefinal arrasadoramente espídico con tres títulos que se definen por si solos: Pastillas, Me falta el aliento y Fuente de energía.

El ya comentado himno barero Paseo (la «frívola») y un Como Camarón, que Muñoz senior volvió a reivindicar como «nuestra mejor canción», redondearon dos horas justas de éxtasis popular para unos aires de rumba-rock facturados con un desenfado que seguramente les hace respetar ante los neocalorros del barcelonés barrio de Gracia y cercanías y que les desmarca de algunos colegas, también exitosos, pero menos brillantes e incluso menos creíbles, tipo Melendi.

Los Muñoz parecen además muy nobles para con sus raíces e influencias: se recordó su ancestro extremeño con un poema costumbrista de olivos, alberca y segadores, que sonaba casi a Gabriel y Galán aunque era de cosecha propia, y se pidió «respeto p'al pueblo gitano».

Fuente: www.diariovasco.com

08.09.06

Estopa promete nuevo álbum de estudio en menos de un año

Permalink 12:48:56, Categorías: Noticias, Otros  

Los hermanos Muñoz siguen con la gira de presentación de Voces de Ultrarumba, pero, aún así, han confesado que ya tienen en mente la grabación de un nuevo trabajo de estudio. David y Jose esperan que sus nuevas canciones estén en la calle antes de que pase un nuevo año.

David y Jose tienen ya ganas de ofrecer nuevos temas a sus incondicionales seguidores. El grupo tiene claro que sus próximas composiciones seguirán la línea de sus discos anteriores, con los que se han hecho un nombre en el mercado musical nacional. "Iintentaremos seguir con la misma tónica y la misma ginebra", bromearon los catalanes.

Estopa es un dúo integrado por dos hermanos, David y José Manuel Muñoz, originarios de Cornellá, (Barcelona) que con su primer disco, Estopa, vendieron 15.000 copias del disco en un mes y más de un millón de copias.

El dúo obtuvo el premio Amigo al artista revelación del 2000 y el de mejor grupo del año, el premio Ondas al artista revelación y el premio al mejor vídeo musical, entre otros.

En noviembre de 2005 Estopa lanzó su quinto disco de estudio, Voces de Ultrarumba, un álbum que se compone de doce nuevas canciones. El pasado 19 de mayo comenzó la gira Ultrarumba, que les llevará por más de sesenta ciudades de toda España, con los que han llenado recintos de más de 18.000 espectadores y está previsto que finalice el próximo 14 de octubre en Badalona (Barcelona).

Fuente: www.los40.com

01.09.06

Crónica concierto Valladolid (31/08/06)

Permalink 11:25:12, Categorías: Noticias, Crónicas Gira UltraRumba 2006  

Cinco mil personas estrenan las fiestas con el concierto de Estopa en el pabellón Pisuerga

«El rock and roll miente», rezaba en inglés la camiseta de rayas que lucía David, la voz cantante de Estopa. Y ellos, los hermanos de Cornellá, los de la perilla y el 'lerele' en el estribillo, se presentaron en Valladolid con un puñado de canciones verdaderas, «todas las que se os ocurran», dijeron. Porque si el rock and roll miente, hay que darle a la rumba. A canciones que llevan el ritmo tatuado en cada estrofa, «porque lo hemos mamado, porque tenemos carácter rumboso y porque es lo que nos gusta». Canciones que son como una montaña rusa, que arrancan despacio, como deben hacer las grandes atracciones, que cogen ritmo poco a poco encadenando rimas callejeras, y que aprovechan el estribillo para lanzarse cuesta abajo, a cien por hora, mientras el público despierta, y levanta las manos y salta y corea y hace fotos, cientos de fotos con el teléfono móvil.

Esto, señoras y señoras, «esto es Estopa». Y Valladolid, rendidita a sus pies, pese a la acústica del polideportivo Pisuerga, que impidió distinguir las letras en la mayor parte de las canciones. «No se me escucha muy bien», reconoció el propio David antes de arrancarse con 'Tragicomedia', «¿o sí?». Y para cerciorarse recitó, verso por verso, de memoria, una poesía con la que ganó un premio cuando tenía 14 años. Poesía de olivos y albercas que enlazó, para qué perder el tiempo, con 'Lunes', canción que sirvió de aperitivo para lo que se acercaba, la apoteosis, el pabellón de pie para corear 'Pastillas de freno' y un popurrí con sus primeras canciones, los éxitos tempraneros que suenan a patio de luces y pista de coches de choque. «Somos afortunados, tenemos apenas cincuenta canciones, pero ya podemos hacer un 'mix', como el maestro Manolo Escobar», aseguró David. Estopa comenzó entonces a soñar con el del medio de los Chichos, con rajas en las faldas y palmitas acompasadas. «Ahora tenemos más coreografía -comentaron- ya somos cinturón amarillo en ballet y vamos a por el rosa». Sus pasos, los de Jose (mejor sin tilde), consisten en agitar la pierna, mientras sonríe detrás de la guitarra. David desafía al público, les tira agua, señala al fondo, levanta las cejas, se pone de puntillas, da pequeños saltitos y canta 'A mí me gusta', 'Fin de semana', 'Gulere, gulere', 'No quiero verla más' y 'Vino tinto', ya en el bis. Y Valladolid se entregó por completo -ahora sí que sí- a la rumba sincera. Porque el rock and roll a lo mejor miente, pero la rumba, «ni de coña».

Fuente: www.nortecastilla.es

Septiembre 2006
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << < Actual> >>
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Buscar

powered by b2evolution free blog software